Buzzerbeater

El triunfo de la razón

El jueves por fin tendra lugar una nueva edicion de la copa del Rey. Sin duda uno de los eventos mas importantes del baloncesto español y mundial, por su enorme trascendencia. Una edicion que, por muy poco, casi no se celebra ya que una importante desavenencia entre la ACB (los clubes) y la ABP (el sindicato de jugadores) en la negociación del nuevo convenio colectivo, desembocó en la convocatoria de una huelga que casi nos deja sin el torneo del K. O. 

Alfonso Reyes, uno de los mejores pivots de la historia del baloncesto español, y actual presidente de la ABP, sacó a relucir una vez mas, esta vez cambiando la cancha por los despachos, las cualidades que lo convirtieron en un jugador terrible para sus rivales. Durisimo, rocoso y peleon hasta el final. A esas cualidades, ha unido el hecho de que se ha destapado como un espectacular estratega.

Habia tiempo aun. Casi media temporada, para negociar el convenio. Pero si hubiera apurado los plazos, seguramente habria perdido la batalla. Y al bueno de Alfonso no le gusta perder ni a las canicas. Asi que se lo jugó todo a una carta. Cuando la ACB no acepto sus condiciones respecto al fondo social de la ABP (financiacion del sindicato, en definitiva) ni corto ni perezoso convocó una huelga que amenazaba con dejarnos sin copa del Rey. Jugada maestra por parte del presidente de la ABP, sabedor del enorme perjuicio que la no celebracion de este evento causaria en el baloncesto español en general y a los clubes en particular, y que se revelaba como su mejor baza para conseguir la victoria final.

Esta convocatoria de huelga ha tenido divididos a clubes y jugadores durante toda una semana, ya que mientras los clubes aseguraban que no la respaldarian, los jugadores mostraban su apoyo sin fisuras a la ABP, lo cual acabó de amedrentar a la ACB que se vió forzada a recurrir a la mediacion del Consejo Superior de Deportes y a protagonizar una bajada de pantalones de tintes historicos con tal de impedir la suspension del torneo, ya que esto habria supuesto ademas de unos gravisimos perjuicios economicos y de imagen para el baloncesto español, un daño irreparable para la imagen de la ACB que habria quedado como el malo de la historia (aunque realmente no lo fuera). 

Finalmente, en el mediodia de ayer martes, las dos partes se sentaron a negociar (CSD mediante) y Alfonso Reyes logró su particular victoria. Bajada de pantalones de la ACB que seguirá financiando el sindicato de jugadores almenos 4 años mas, el baloncesto español respira tranquilo, pues podrá celebrar un año mas su torneo mas antiguo e importante, y los jugadores estan contentos por que al final prevalecen sus derechos.

Victoria pues para la ABP, pero sobretodo tranquilidad para el baloncesto español y los aficionados españoles que podremos disfrutar otro año mas de ests gran cita, marcada en rojo en el calendario cada temporada.

Por cierto, no es la primera vez que se da esta situación. Ya se vivió lo mismo en 1998, en Valladolid, cuando tambien una huelga de jugadores amenazó con suspender el torneo. Casualmente, esa fue la edicion en la que Valencia Basket consiguió el que fue su primer y, hasta ahora, unico titulo en esta competición. Anecdotico, por supuesto. Pero...¿Quién dice que no pueda volver a pasar lo mismo esta vez? A lo mejor nos sientan bien las huelgas...

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: