Buzzerbeater

Victoria y buenas sensaciones

El pasado domingo, Valencia Basket visitaba por primera vez el Coliseum de Burgos, en un duelo inedito hasta el momento en liga Endesa, visto que el San Pablo Burgos afronta este año su primera temporada en la elite del baloncesto español. Solo un precedente de este partido. El choque disputado en la fonteta  en la primera vuelta de la competición donde se vió a un san pablo aguerrido y luchador, que auguraba que este duelo no seria nada fácil.

Y de hecho, no lo fue. Sobretodo en el primer periodo, donde los burgaleses salieron muy entonados y dispuestos a plantar cara desde el principio al vigente campeón de la liga Endesa, y a fe que lo consiguieron gracias a su gran acierto en el tiro exterior y a la laxitud defensiva del Valencia Basket en los inicios del partido. A los 5 minutos, el electronico mostraba un claro 12-7 a favor de los castellano-leoneses, lo que obligó a Txus Vidorreta a pedir un tiempo muerto para arengar a los suyos. En la reanudación, Valencia Basket apretó los dientes en defensa y aunque no logró terminar el cuarto por delante, si que empezaron a cambiar las sensaciones. 19-16 en el minuto 10 y esperaba el segundo periodo con las espadas en todo lo alto.

En el segundo acto del choque, Valencia siguió apretando los dientes en defensa y a eso se unió el despertar anotador de Rafa Martínez y el dominio bajo aros de Tibor Pleiss y Bojan Dublevic, que empezaban a hacer de las suyas. Desde ese momento, Valencia Basket tomó el control del partido y empezó a verse la diferencia real entre ambos conjuntos, aunque la garra de Sebas Saiz y la calidad de Corey Fischer impedian un definitivo despegue taronja en el marcador, lo cierto es que Valencia Basket llegó al descanso con ventaja en el marcador y el choque absolutamente controlado (39-44, minuto 20). 

Un parcial de 6-19 nada mas empezar el tercer periodo, dirigido por San Emeterio y secundado por Will Thomas, Bojan Dublevic y Rafa Martínez, dejó al San Pablo Burgos tocado y practicamente hundido. La superioridad taronja era muy evidente en este periodo, llegando a alcanzar una màxima renta de +18 (45-63, minuto 26), pero un último arreon de los burgaleses impidió que los valencianos dejaran ya el partido visto para sentencia (59-69, minuto 30).

Y con +10 de ventaja y el partido bajo control, Valencia Basket salió dispuesto a sentenciar definitivamente el partido. El talento de Erick Green, la insultante superioridad en la zona de la mano de Dublevic y Pleiss y el esfuerzo de todo el conjunto en pleno, hacia esteriles las acciones de los jugadores burgaleses que intentaban en vano agarrarse al partido y no perder sus opciones, por escasas que fueran. En el minuto 33, el marcador reflejaba un clarisimo 58-75 que anunciaba bien a las claras que el partido estaba sentenciado, pese a que el San Pablo Burgos nunca se rindió, aunque sus intentos de remontar o, como minimo recortar distancias, eran contenidos una y otra vez por el oficio la defensa y la calidad de los valencianos. Al final, 76-90, victoria importante para coger buenas sensaciones y a pensar en el choque de cuartos de final de la copa del Rey contra Iberostar Tenerife el proximo jueves.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: